PROYECTOS COMUNITARIOS

TOMAR EL CONTROL DE SUS PROYECTOS DE VIDA A TRAVÉS DE UNA PASIÓN DESCUBIERTA

Toma de conciencia del resultado social

El deporte es un derecho humano que muchos menores no ejercen como resultado de su entorno social. Es así que la motivación en SIYG no sólo se centra en dar acceso a la práctica del deporte en comunidades de difícil acceso como vía para canalizar la violencia, sino también encontrar junto con la población infantil y adolescente, el beneficio y la pasión que da el juego y la disciplina. Por ello, es vital como organización renovarnos frente a nuevos retos alineados a los compromisos que México adquirió en la Agenda 2030. Así, los proyectos colaborativos basados en una cultura de paz y resolución de conflictos, mostrarán el valor y las fortalezas que brinda el trabajo comunitario, y comprender entre adultos la importancia de respetar los derechos de niñas, niños y adolescentes. Entender las necesidades específicas de cada población con la que trabajaremos es atender lo comunitario, pues al mismo tiempo que obtendremos datos relevantes para poder evaluar los efectos de cada proyecto, también capacitaremos de forma continua a los maestros comunitarios en temas de género, en los derechos de las niñas, niños y adolescentes, y también alfabetizaremos en temas digitales a la comunidad. Es así que las alianzas son esenciales para tener mayor alcance y apoyarnos entre todos. Entre nuestros aliados están instituciones públicas, privadas y otras fundaciones, con las que intercambiamos principalmente: aprendizaje, metodología, elementos teóricos, servicios, y patrocinadores, siendo esto un beneficio para todas partes primordialmente para las comunidades.

Proyectos comunitarios

  1. Clases regulares para niñas, niños y adolescentes

El equipo de educadores de SIYG dará clases de manera permanente en diferentes centros de la CDMX y el Estado de México. Las clases son impartidas en zonas de alta vulnerabilidad y escasez de servicios recreativos. Estas actividades son gratuitas.

 

  1. Clases en los centros penitenciarios de la CDMX

En los diferentes centros penitenciarios de la CDMX, varoniles y femeniles, llevamos actividades deportivas a las personas privadas de su libertad con la finalidad de brindarles un espacio de recreación y actividad física que pueda mitigar la ansiedad. Para los que muestren más interés, se les dará capacitación para que puedan certificarse en los niveles básicos de Muaythai, y que este conocimiento pueda ser una salida laboral cuando recuperen la libertad.

 

  1. Rehabilitación de espacios públicos para entrenar

La falta de espacios adecuados para realizar actividades deportivas es una realidad en muchos barrios de la ciudad. Los pocos parques o espacios destinados a dichas actividades están en el abandono o utilizadas para otros fines. Rehabilitar los espacios debe ser un esfuerzo conjunto entre las organizaciones de la sociedad civil, autoridades y la misma comunidad.

A través de la colaboración en especie y el reciclaje de llantas, podremos crear equipo especializado para Boxeo y Muyathai a bajo costo.

 

  1. Talleres para la resolución de conflictos

En ambientes donde se vive mucha violencia, es indispensable darle a las jóvenes herramientas para lidiar con el conflicto y la adversidad. Estas herramientas promueven el diálogo a través de la escucha activa y la empatía. Ayudar a las y los jóvenes en este sentido, es un paso para que como individuos se conviertan en ciudadanos constructores de paz.

 

  1. Formación de multiplicadores comunitarios

Buscamos que la comunidad misma se apropie de nuestro programa, que desde su seno se gestione y se difunda. Para ello, el equipo de educadores de SIYG hará un trabajo temporal con miembros específicos de la comunidad para que ellos reciban toda la capacitación y formación, y así, en conjunto podemos generar una red más amplia que difunda nuestros valores.

 

  1. Escuela para padres

Para fomentar una cultura de respeto a los derechos humanos, debemos empezar desde casa. La intervención de SIYG busca llegar a los diferentes espacios de la vida social de las comunidades en las que trabajamos. En estos talleres hablaremos del respeto a la infancia, con estrategias prácticas para ejercer una maternidad y paternidad responsable, afectiva y significativa.

 

  1. El juego como herramienta para vivir la infancia

Los juegos forman parte fundamental del desarrollo en la infancia. Son los espacios seguros para ejercer el derecho a la recreación, a la vez que ayudan a fomentar valores, capacidades físicas, motoras y afectivas.

EL BENEFICIO Y LA PASIÓN

El beneficio y la Pasión

"A partir de lo que ya tienes, puedes buscar aquello que hace falta, una pasión y un rumbo. Hay un proyecto: el de vida y los que con ella puedas realizar en comunidad"

La motivación desde el inicio de esta organización, ha sido dar acceso a la práctica del deporte a población infantil en situación de pobreza con carencias significativas, donde el esparcimiento y la búsqueda de su pasión sean a través del juego y disciplina.

Una de las necesidades primarias entre los menores que viven en comunidades de difícil acceso, es el poder contar con alguna figura adulta a la cual admirar, quien a su vez no sólo les brinda apoyo, sino que los reconozca como personas, como seres autónomos que valen, importan y construyen. Por ello, la creación de un “espejo virtuoso” que recaiga en cada instructor, dónde niñas, niños y adolescentes se reflejen en ellos como figura a la cual seguir e imitar, ha sido uno de los logros y satisfacciones más importantes que SIYG ha obtenido a lo largo del tiempo.

El deporte es un derecho humano que muchos menores no ejercen como resultado de su entorno social, en el cual hacer deporte como juego o entretenimiento debido a la pobreza se vuelve un lujo al que muchos no pueden acceder. La práctica deportiva en estas comunidades de difícil acceso ha sido una vía ya sea para canalizar la violencia y las frustraciones, o para encontrar nuevas formas de vida y modelos a seguir, e incluso una forma de ascender socialmente y cambiar de entorno comunitario.

Renovarnos es imperante frente a nuevos retos que se presentan actualmente. Buscaremos estar alineados a los compromisos que México adquirió en la Agenda 2030, ya que éstos nos presentan una gran oportunidad para desarrollar y potencializar lo que SIYG tiene como médula central: seguir con proyectos basados en una cultura de paz para evitar la violencia a diferentes niveles, aportando a las poblaciones menos favorecidas desde la práctica deportiva, así como encontrar nuevas dinámicas y propósitos que requieran ser desarrollados en comunidad.

LOS PROYECTOS COLABORATIVOS

Los proyectos colaborativos

"Eres el resultado social, sí, pero a partir de ahí ¿qué haces con eso que tienes, con eso que Tú ya eres, qué puedes transformar, qué puedes dar? Nada de ti te pueden quitar. Tú eres el proyecto que comienza…"

Los nuevos proyectos comunitarios serán en zonas con características similares a las anteriores: barrios de difícil acceso y con grandes carencias de espacios recreativos públicos. Gran parte de estos espacios eran grises, sin árboles, sucios y descuidados donde los alumnos tenían que llegar a limpiar. Incluso, eran espacios que habitualmente se utilizaban para actividades no adecuadas ni sanas. Otra de las bondades de nuestra organización es que nuestros grupos llegaban a darle vida a espacios abandonados, éstos eran recuperados por la comunidad siendo éste otro beneficio social.

De los obstáculos complejos y a veces dolorosos que nos hemos encontrado en nuestro andar como organización, son las muchas limitaciones existentes, por ejemplo: el poco interés y disposición de los padres o tutores en apoyar la actividad deportiva de los menores, también condiciones de violencia que se suman un probable consumo de drogas que hacen que los espacios para la práctica deportiva y de juego sean inseguros o insalubres y muchas veces lejanos o poco accesibles. El valor de involucrar a la comunidad en las actividades de las niñas, niños y adolescentes, es mostrar las fortalezas que brinda el trabajo comunitario y comprender entre adultos la importancia de respetar los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Es importante que gente de la misma comunidad se integre y sea parte de los proyectos para que SIYG pueda acceder a los espacios comunitarios y negociar con la población local emprender actividades y acciones que los beneficien como agrupación social. Por ejemplo, los maestros generalmente son de la misma comunidad, son personas con una gran vocación pero que sin considerarlo reproducen las formas de violencia y machistas que han aprendido a lo largo de la vida, las tienen tan interiorizadas que es difícil trabajar con ellos el proceso de deconstrucción. Será un reto importante en estos proyectos venideros, encontrar un modelo distinto y a los multiplicadores correctos, para llevar a cabo el trabajo dentro de la comunidad.

Para poder comprender necesidades concretas, haremos primer un sondeo de viabilidad en la zona a partir de las estadísticas ya publicadas. Una vez establecidos los puntos en los que queremos y podemos trabajar, haremos visitas y aplicación de cuestionarios para determinar las necesidades que se requieren atender, de ser posible haremos grupos focales previos, sin embargo, las condiciones de las comunidades en las que hemos trabajado presentan una gran resistencia a este tipo de prácticas. Esto es de gran relevancia, ya que el poder llegar a los adultos es inferir el trato hacia los menores y buscar un cambio, ya que si se sigue reproduciendo la violencia al interior del hogar, mucho de nuestro trabajo se verá mermado.

Por otro lado, los maestros tienen una gran resistencia al uso de tecnología, sean aplicaciones o cualquier otra herramienta informática para compartir las actividades que realizan como parte de nuestros proyectos. Nosotros, como organización requerimos datos para hacer la medición de impacto que los proyectos tienen en la comunidad que inciden, por lo que parte de la renovación de SIYG es la alfabetización digital y la sensibilización a estas nuevas formas de construir y hacer comunidad.

LO COMUNITARIO

Lo Comunitario

"Si la creación sucede cuando hay opiniones diversas y opuestas, entonces el conflicto es una fuerza ilimitada, que empuja sin duda a la persona, que la motiva a la búsqueda y apropiación de sí, al posible entendimiento del otro, al cambio de su entorno. Así, la energía que el conflicto genera es la acción, es la pasión con la que se alcanzan las metas."

Como organización necesitamos apropiarnos del trabajo comunitario y tener más control de lo que hacemos, observar cómo nos podemos ajustar a las distintas comunidades que nos dan acceso, sólo así podremos entender las necesidades específicas de cada población con la que trabajaremos, al tiempo que tendremos datos relevantes para poder evaluar los efectos de cada proyecto. El no depender exclusivamente de la intervención de los profesores nos brindaría un margen de trabajo más objetivo y con mejores resultados, como lograr la medición del impacto de forma puntual y efectiva.

Tan importante como la unión de la comunidad por trabajar hacia un mismo objetivo, SIYG es parte de la alianza global Fight for Peace, la cual está conformada por organizaciones dedicadas al deporte como herramienta de transformación social. En nuestra organización ofrecemos una metodología de resolución de conflicto en grupo diseñada especialmente para nosotros por Amir Kfir, quien es un especialista del tema. Esta metodología es parte de NONFLICT, el cual es un conjunto de estrategias para abordar al conflicto como fuerza creadora.

Otra de las fortalezas que tenemos en SIYG es brindar capacitación continua a los maestros comunitarios en temas de derechos de las niñas, niños y adolescentes. Así mismo, una de las características de nuestra organización es la inclusión de temas de género como parte de la currícula institucional.

El alcance que queremos tener en SIYG a partir de esta renovación es el llegar a un público infantil y adolescente para que sean ellos quienes se adueñen del contenido del programa y así no dependan de la intervención de los maestros como única forma de alcanzar sus objetivos, o de encontrar lo que tanto sueñan. Al ser ahora una ONG que se basa en lo digital, necesitamos integrar elementos de alfabetización informacional para educar y actualizar a este público al cual queremos llegar, haciéndoles llegar herramientas básicas y competencias informáticas con las cuales puedan hacer propios la práctica deportiva y los proyectos comunitarios.

El propósito de SIYG es llegar de manera significativa a una gran cantidad de niñas, niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad para ayudarlos a tener más herramientas en la vida, a construir nuevas comunidades, a ser más capaces de enfrentar situaciones adversas y desarrollar resiliencia. Nuestro objetivo principal es la prevención de violencia y el respeto a los derechos fundamentales.

LAS ALIANZAS

Las alianzas

"El trabajo en conjunto y colaborativo, es una tarea entre aliados. La búsqueda y ganancia no sólo es personal y unidireccional, es la labor y resultado que atañe a los implicados, es satisfacción que alcanza e irradia a todos."

Las alianzas son esenciales en el trabajo de cualquier ONG, ya que entre varios podemos tener mayor alcance y apoyarnos en el trabajo con otros. En el pasado, hemos colaborado con varias instituciones públicas, privadas y otras fundaciones, con las que hacemos intercambios de metodología, servicios, patrocinadores, entre otras bondades. Es necesario también que hagamos alianzas con empresas para obtener ayuda financiera o en especie y que, a la vez, nos ayuden a mejorar la proyección del sitio. Por ejemplo con otras ONG’s tenemos intercambios de aprendizaje, metodología y elementos teóricos para acceder a financiamiento, donde funcionamos como red para tener más alcance según las posibilidades de cada organización.

Cuando tenemos colaboración con el sector público nosotros aportamos el trabajo a cambio de recibir cartas de cooperación o reconocimientos que nos ayuden a ganar credibilidad entre otros posibles donantes. El seguimiento a las donatarias autorizadas debe hacerse con cartas de acreditación, los documentos que mejor recibe el SAT son las de instancias públicas. En cuanto a la participación con iniciativa privada, el intercambio está en que nosotros como ONG les damos presencia como empresas socialmente responsables, a la vez que podemos adquirir beneficios por donación en especie. La alianza y colaboración entre distintas entidades, al final es importante para los involucrados a nivel simbiótico, ya que es beneficioso para todas partes incluyendo a las comunidades.

Nuestras alianzas